Menteurbana.cl

Detener el reloj biológico es posible

Para más información visite

Ir a Criopreservación

La criopreservación (congelación de óvulos)

Congelar óvulos para preservar tu fertilidad: de esta célula y conservarla joven y apta para generar vida.

La criopreservación (congelación de óvulos), permite detener la edad Congelar óvulos para preservar tu fertilidad: de esta célula y conservarla joven y apta para generar vida.

El reloj avanza sin detenerse… y recuerda a las mujeres que algún día dejarán de ser fértiles. Sin embargo, los avances científicos y las nuevas tecnologías han creado una manera de conservar esta posibilidad y es por medio de la criopreservación, esto es congelar los propios óvulos, cuando se tienen en cantidad suficiente y su calidad aún es buena.

El cuerpo de la mujer está programado para tener guagua durante un tiempo limitado, tramo que va desde la primera menstruación, que ocurre alrededor de los 11 años, hasta cerca de los 40 años, período definido como “vida fértil”.

Los requerimientos de la vida moderna han hecho que muchas mujeres posterguen la maternidad. La búsqueda de una pareja estable o la consolidación desde el punto de vista profesional y económico, son realidades que inciden en demorar la toma de esta importante decisión.

Bajo este contexto, congelar óvulos es una alternativa real y segura para luego poder acceder a un tratamiento de fertilización asistida que tenga mayores posibilidades de éxito y resulte en un embarazo. “Al utilizar óvulos jóvenes, la chance de buenos resultados en una Fertilización In Vitro es mayor a un 40%”, explica el doctor Oscar Espinosa, Director Médico de la UMR de Clínica de la Mujer.

La edad ideal para hacer este procedimiento es hasta los 35 años, ya que después de este período la calidad de los óvulos decae y lograr un buen desarrollo del embarazo es difícil. Después de los 40 años la alternativa disponible es un Programa de Ovodonación, que es cuando el embarazo se obtiene con óvulos de una donante y no con los propios. “Si la mujer sabe que retrasará su maternidad por su formación académica o profesional, o si aún no encuentra una pareja estable, congelar sus propios óvulos en un lugar especializado es un adelanto que nos entrega la ciencia hoy y que debemos aprovechar”, explica Laura García, bióloga especialista y jefa de laboratorio.

Acreditada por
socios estratégicos
link de interés