Criopreservación

Home / Criopreservación
Criopreservación

Criopreservación de Ovocitos

En Clínica de la Mujer contamos con un moderno sistema de Criopreservación, técnica que se utiliza para la conservación de gametos.

Esta técnica, consiste en obtener los ovocitos u óvulos en forma similar a la Fertilización In Vitro, pero en lugar de fertilizarlos, se criopreservan con una técnica llamada Vitrificación que permite su utilización a futuro. La Vitrificación de ovocitos está indicada en mujeres que desean postergar su maternidad por razones personales, sociales o académicas y especialmente en aquellas que serán sometidas a tratamientos de cirugía, radioterapia o quimioterapia por algún tipo de cáncer, para evitar el daño a sus células germinales. Este procedimiento de obtención y vitrificación de ovocitos es lo que se conoce como “Preservación de Fertilidad”.

Criopreservación de Espermatozoides

En Clínica de la Mujer contamos con un moderno sistema de Criopreservación, técnica que se utiliza para la conservación de gametos.

Esta técnica se utiliza en situaciones en las cuales el varón quiere conservar sus espermatozoides ya sea porque será sometido a una cirugía por cáncer testicular, a radioterapia o a quimioterapia que pueden dañar sus células germinales. También se utiliza cuando el hombre se realiza una vasectomía (esterilización) y desea guardar sus espermatozoides en caso de desear más hijos a futuro.

Es una técnica bastante sencilla y la mayoría de los espermatozoides criopreservados pueden ser utilizados posteriormente en técnicas de inseminación intrauterina o fertilización in vitro para lograr un embarazo. La Criopreservación de espermatozoides, en casos de cáncer testicular, es patología GES por lo que esta técnica está cubierta por las instituciones prestadoras de salud.

Criopreservación de Embriones

La técnica de criopreservación de embriones actualmente se conoce como vitrificación embrionaria. Consiste en el enfriamiento muy rápido de los embriones hasta – 196º C, previo uso de sustancias crioprotectoras que mantienen sin daño las células del embrión. Al estar a tan baja temperatura, se detienen los procesos bioquímicos celulares y se puede mantener sin daño y en condiciones de detención del desarrollo al embrión durante tiempos prolongados, permitiendo así transferirlo al útero a futuro sin alterar su potencial de generar un embarazo. Existe una gran experiencia mundial que demuestra que los niños nacidos de embriones criopreservados no presentan alteraciones atribuibles al método y que la técnica de la vitrificación no altera significativamente a los embriones. Esta técnica puede ser realizada de manera electiva (a todos los embriones obtenidos, sin realizar transferencia en el ciclo menstrual de la hiperestimulación ovárica) o por indicación médica, cuando no hay condiciones de seguridad en la salud de la mujer o para evitar un embarazo múltiple de alto grado (3 o más fetos).